Todas las entradas por Elizabeth Love

Acerca de Elizabeth Love

Fotógrafa

Escaparates

Artículo tomado de: openDeco.Decoración e Interiorismo

 

Cuando pensamos en la decoración de un escaparate, una avalancha de ideas asalta nuestra cabeza, pero el objetivo es claro, se trata de crear un ambiente que atraiga a los consumidores hacia nuestros productos.

A la hora de decorar el escaparate hay que tener en cuenta el tipo de mercancía que se vende y el estilo de la tienda, pero todas las tiendas en definitiva quieren que la gente entre en ellas y se interese por lo que venden, por lo tanto hay unas pautas comunes a seguir para montar un buen escaparate, los diez puntos fundamentales a tener en cuenta los mostramos en este “Top ten”.

Iluminación. La fusión de luces y sombras nos permite destacar aquello en lo que queremos que se centre la atención y jugar con la amplitud del espacio, debemos analizar la luz natural con que cuenta el escaparate a lo largo del día, antes de decidir la luz artificial que queremos instalar, en general utilizaremos focos puntuales y es fundamental que su ubicación sea elegida con acierto.

Seducción. El escaparate es nuestra carta de presentación, una ventana que permite ver nuestro negocio y por lo tanto su aspecto debe ser seductor para que quien lo vea, desee entrar en el establecimiento, no solo debe mostrar el producto sino que debe invitar al cliente a entrar, depertar su interés por lo que hay en el interior.

Color. La combinación de colores es primordial en el escaparatismo, dependiendo del tipo de establecimiento y la época del año, serán colores mas vivos o más suaves los que utilicemos, pero es fundamental conseguir el contraste que haga que el escaparate resulte llamativo manteniendo el orden y la estética.

Equilibrio. No conviene recargar la decoración del escaparate, debemos utilizar técnicas que nos permitan conseguir el equilibrio entre el espacio y los productos. Pensemos que quien ve el escaparate, tan solo lo ve unos segundos que deben ser suficientes para captar su atención, si la muestra es excesiva el consumidor no abarcará todo y pasará de largo.

Mensaje. Debemos estudiar claramente el mensaje que queremos transmitir al público y elegir un tema sobre el que trabajar a la hora de crear el escaparate. El escaparate es una herramienta de comunicación a nuestro servicio y como tal lo debemos utilizar.

Economía. Si no disponemos de un amplio presupuesto no es problema, con cosas sencillas, incluso elaboradas a mano, podemos conseguir un escaparate que transmita a la perfeccion nuestro mensaje, la creacion de figuras de espuma o papel maché y otras manualidades, nos pueden servir para montar un escaparate original con poco dinero.
Sigue leyendo Escaparates

Anuncios

Chiste Geek

Buscando en la red, me encontre esto, ma parecio gracioso y eso que no soy Geek:

baronetau4

    “El viernes Durante una charla con Ake y Torito surgío esta conversación:
    Linuxman le pregunta a Toro – Oye…¿Que les pasaría a los cigarros Baronet?
    a lo que responde Toro – Pues cambiaron a Barocom …
    PLOOOOOOP !!!!!!!
    P.D. Solo un geek puede entender eso y encontrarlo gracioso”

10 principios Googley

Artículo original traducido y escrito por Alberto profesor del IAV. 01-05-2008

El archiconocido buscador dictamina que para conseguir que el usuario de una web experimente esta sensación, ésta debe ser usable, rápida, simple, atractiva, innovadora, universal, accesible, bonita, de confianza y personalizable. Conseguir una armonía entre estos diez principios es todo un reto. Un producto que consigue una balanza correcta es “Googley” y satisfará y deslumbrará a gente de todo el mundo. Ellos presumen de conseguirlo

Los diez principios para contribuir a una experiencia Googley

1. Centrarse en las personas – sus vidas, su trabajo, sus sueños: Es necesario conocer las necesidades de la gente, incluso algunas que ni siquiera conocen. Con esta información, crear productos que ofrezcan soluciones para problemas reales del días a día, sin intentar impresionar al usuario con tecnología inútil o llamativa
2. Cada milisegundo cuenta: Nada es más valioso que el tiempo de la gente. Por tanto, las páginas han de cargarse rápidamente, destacar el contenido útil y evitar que el usuario deambule por ellas
3. La simplicidad es poder: De nada sirve crear un entorno artificial complejo si no aporta soluciones. La velocidad, usabilidad, y el atractivo visual son claves Sigue leyendo 10 principios Googley

Diseñar Experiencias

Artículo aparecio en Alzado.org escrito por Luis Villa Desarrollador y responsable técnico.

Las empresas tradicionales apelan en su publicidad y estrategia de relaciones públicas a calidad, precio, fiabilidad, garantía, servicio. Otras como Coca Cola, Adidas, Guinness, Nike, Apple, BMW, Ikea, Yahoo!, Amazon, Lego, Disney juegan con otros factores: “sensaciones, sentimientos, emociones”, el servicio o el producto se rodean de un halo especial y diferente, algo original, memorable e intangible. Hay marcas que se convierten en religiones: Harley Davidson, Apple… Una ventaja desconcertante al basarse en algo no físico, complicado de medir. Acostumbrados a medir lo objetivo, desconcierta enfrentarse a lo subjetivo.

Diseñar experiencias

¿Te gusta conducir? ¿Qué hay en la publicidad de BMW que le hace un coche apetecible cuando no se habla de su precio, ni de sus características? e incluso ni se ve el coche!
La tecnología importa, pero más las necesidades de las personas.
¡Usemos el lado emocional del cerebro! ¡Olvidemos la tecnología! Todas las cosas bien trabajadas funcionan de forma normal y predecible. Existen leyes, estándares mínimos de calidad que hacen que cualquier producto o servicio que podamos diseñar desde una perspectiva técnica ya esté en el mercado.

Productos, servicios, entornos

Los elementos que contribuyen a crear experiencias superiores son reconocibles y reproducibles. Las experiencias se pueden diseñar. (Sheddroff 2000; Garret 2002 ; Morville 2004).
En el mundo digital se ha confundido el diseño de experiencias con su equivalente al mundo físico. Generalmente, este tipo de experimentos han sido un fracaso por haberse realizado sin tener en cuenta qué factores contribuyen a que una experiencia sea buena. (Por ejemplo, los sitios web que imitan espacios físicos han sido un fracaso, mientras que videojuegos y simuladores son un mercado).

El Diseño de Experiencias sirve tanto a productos como a servicios, a espacios físicos o virtuales. Se basa en disciplinas como psicología, diseño de interacción, diseño gráfico, multimedia, diseño de juegos, arquitectura, interiorismo, imagen,… todo aquello que juegue con las emociones, sensaciones y sentidos de las personas. Para diseñar experiencias debemos atacar las emociones, contar historias relevantes y auténticas. Atacar a los sentidos? vista, tacto, oído, olfato, gusto. Sigue leyendo Diseñar Experiencias

Diseño de Experiencias

Diseño de Experiencias
Este artículo fue rescatado por Rodrigo Walker Via Toliis antes de que este servidor fuera suspendido, aparecido en el Design Council de Inglaterra. (Traducción)
Diseño de Experiencias

También conocido como marketing experiencial, diseño de experiencia del usuario, diseño experiencial, experiencia de marca. Hoy las compañías exitosas están adoptando un modelo de relación holística, más centrada en el cliente, y construida sobre un diálogo entre las marcas y los clientes. Al hacer esto, están considerando y diseñando la experiencia ‘total’ de sus marcas.

En el cliente, todos estos momentos de ‘experiencia corporativa’ se combinan para formar las percepciones, motivar el compromiso con la marca e influenciar la posibilidad de re-compra en el futuro.
El diseño de experiencias se basa en la identificación de los ‘momentos’ de vínculo emocional entre las personas, las marcas, y los recuerdos que producen estos momentos.
Sigue leyendo Diseño de Experiencias

Diseño en la Vida Cotidiana. Capitulo I

¿Qué es el Diseño?
Podemos ver como la práctica del diseño esta llena de muchas confusiones, por que pudiera parecer algunas veces, como superficial y decorativo, otras como banal e intrascendente o divertido y entretenido, sin dejar de ser provechoso en el sentido económico y efímero, ya que una pequeña parte es de calidad duradera.
Tanto por su variedad de significados (El diseño consiste en diseñar un diseño para producir diseño) como en su haber, desde el diseño de artesanías hasta el publicitario o de moda, existen estas confusiones, teniendo todas ellas en común, que son formadas por una capacidad humana que da forma y no tiene precedente en la naturaleza, que sirve a nuestras necesidades y da sentido a nuestra vida.
Así pues el diseño es una de las características básicas de lo humano y un determinante esencial de la calidad de vida, aunque el diseño nos afecta a todos profundamente de diversas formas, constituye un inmenso potencial infrautilizado en la vida.
Por lo que para poder hablar más abiertamente acerca del diseño, necesitamos conocer cada uno de los significados que este concepto puede tener, como se desenvuelve en sus diferentes campos de acción y que es lo que lo hace ser tan esencial en la calidad de vida de las personas.
Ya con estos conceptos, poder aplicarlos y manejar este potencial que es tan poco utilizado aún, por su gran extensión que abarca en distintos aspectos de la vida. Me parece una lectura muy interesante, para conocer más claramente conceptos básicos sobre el Diseño y su papel que tiene ante la sociedad, además de ¿en que forma nosotros intervenimos en todo esto?

Identidad Corporativa

Se habla mucho de identidad corporativa, de imagen corporativa, cultura corporativa, comunicación corporativa, etc., etc., y existe una notable confusión, hasta el punto de que muchas empresas no saben realmente lo que están comprando cuando contratan esta clase de servicios.
Las confusiones conceptuales engendran confusiones verbales y a la inversa, de manera que es necesario dejar de hacer literatura, de repetir viejos tópicos y hablar con hechos. Mostrar realidades que están en las empresas, en la calle y en las cabezas de los consumidores. Y demostrar (no teorizar ni contar ejemplos ajenos que nada tienen que ver con los problemas de imagen y comunicación de cada empresa en particular), qué es y para qué sirve la identidad Corporativa; cuáles son sus poderes y de qué forma las empresas pueden explotarlos como un instrumento fundamental de la gestión.
Tratar con rigor de la identidad corporativa, es decir, profundizar en ella como lo que realmente es, con todo su potencial estratégico y operativo, requiere que empecemos con una crítica. Porque en efecto, la limitación a la que esta disciplina ha derivado, no tiene nada que ver con el verdadero espíritu de la identidad empresarial y acaba por reducirse a elementos superficiales, parciales y a la simple función estética.
A causa de esta banalización que vivimos del concepto de identidad corporativa, se piensa erróneamente:
1. Que se trata de un simple apartado de la disciplina del diseño gráfico
2. Que su objeto es sencillamente dotar a las empresas de simples “marcas” – a las que se confunde con “logotipos” -.
3. Que se debe establecer normar de aplicación de dichos signos de marca, pero que en la realidad se trata de pseudonormas, siempre repetidas, que no son sino la copia indefinida de un manual cuyo modelo está ya superado y no sirve a las necesidades reales de cada empresa en particular.
Tal reduccionismo de lo que es realmente la identidad corporativa, no es otra cosa que una tergiversación engañosa de lo que en verdad significa la noción profunda de identidad –que tiene sus raíces y su potencial en la antropología- y el sentido de corporación – que viene de “corpus” y concierne a la operativa de la empresa en su totalidad-
La identidad corporativa es un instrumento fundamental de la estrategia de empresa, de su competitividad. Y la elaboración y la gestión de este instrumento operativo no es solamente cuestión de diseño, sino que constituye un ejercicio esencialmente pluridisciplinar.
El problema es sin embargo, es que de los siete vectores de la identidad empresarial sólo son una parte es visible y reproductible: la de los signos gráficos. Aún siendo ésta la punta visible del iceberg, no es sino una pequeña porción de él, realmente la más evidente y permanente, pero que se sostiene gracias a una gran masa sumergida.
El que esta masa sea invisible no significa que no exista. Y el que la punta sea visible no implica que exista por sí misma, independientemente de la estructura que la sostiene y le da sentido. Y mucho menos que la identidad corporativa sólo sea lo que “se ve”.
Por otro lado, el ejemplo del iceberg sumergido es aún insuficiente. La identidad corporativa posee asimismo una dimensión mayor: la de su reflejo espacial y temporal o su vida activa, más importante, por supuesto, que la estructura física que la sostiene y que constituye su genuina función comunicacional y estratégica.