Conocimiento

Conocimiento: 

Para llamar a una creencia “conocimiento” esta debe incluir ciertas características en su forma de relacionarse con los hechos.

  • Se inicia pensando que es conocimiento al saber que no es conocimiento.
  • Para que se de el conocimiento es imprescindible que exista alguna conexión entre la creencia verdadera y el hecho. (por medio de pruebas)

 

Dos  modelos ideales: 

Evidencialismo: según el cual la creencia de una persona cuenta como conocimiento si hay suficientes pruebas como para que no creerla sea poco razonable. Se necesitan forzosamente pruebas para que sea conocimiento y muy poco de lo que la persona crea cuenta como conocimiento sin pruebas. 

Tradicionalismo: ideal en el que las personas son miembros de comunidades, se transmiten información fiable y conjuntamente poseen más pruebas que las que cualquier individuo aislado podría acumular. Este abarca por que las personas creen saber algo por ej. Los principios básicos de la ciencia, aunque pocas podrían citar los datos experimentales en los que se basan. 

Una desventaja es que con mucha frecuencia conceden la etiqueta de conocimiento con demasiada facilidad:  cualquier prejuicio que prevalezca en una comunidad podría ser defendido siguiendo líneas tradicionalistas. 

La mayoría de los filósofos definen al conocimiento situándolo entre el rigor del evidencialismo y la permisividad del tradicionalismo. 

Teoría del conocimiento

  • La creencia debe tener una base racional
  • Una creencia no  puede contar como conocimiento a menos que sea racional y esté basada en el razonamiento.
  • Muchas creencias basadas en la información sensorial y en intuiciones sociales tienen probabilidad de ser ciertas como las que resultan de razonar esforzadamente para llegar a conclusiones a partir de unos pocos datos cuidadosamente obtenidos.
  • En este sentido vale la pena etiquetarlas como conocimiento a pesar de que no haga falta razonar para obtenerlas.

 

Platón:

Sugirió  que le conocimiento genuino es al mismo tiempo alcanzable. Articula un ideal de conocimiento perfectamente infalible y sugirió que en algunas disciplinas existe la oportunidad de alcanzar tal conocimiento, pero también insistió en que la mayor parte del mundo simplemente no puede ser conocido. 

Su argumento acerca del conocimiento lo baso en desmontar las pretensiones de otros intelectuales de su tiempo que creían entender conceptos como moral, política y universo y de transmitir su comprensión; mientras que el revelaba que las suposiciones hechas por ellos carecían de base, pues generalmente no comprendían sus propios conceptos esenciales. 

El verdadero conocimiento es del tipo que proporcionan las matemáticas, cuando se conoce algo, el conocimiento es eso que, una vez obtenido por la mente, no se puede eliminar. Los objetos de este conocimiento no se pueden cambiar (el conocimiento no puede ser des-conocido): eso son las formas. 

Las formas pueden ser de cualidades abstractas, como la del triángulo, la virtud o el coraje; o pueden ser modelos ideales de elementos tan variados como los seres humanos, las sociedades y los objetos cotidianos. 

La característica esencial de las formas es que son lo que puede ser conocido. Es posible conocer, pero el conocimiento atañe a elementos bastante distintos de aquellos en los que se piensa en la vida cotidiana. Las formas conocibles contratan asì con el mundo incognoscible. 

Fuentes de conocimiento:

Mediante el pensamiento, si la mente o el alma fueran simples objetos del cambiante mundo nunca podrían poseer conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s